Reagrupación familiar

La reagrupación familiar la encontramos regulada en los artículos 16 a 19 de la Ley de Extranjería

Lo fundamental de esta normativa tiene que ver con quienes son los familiares reagrupables, los requisitos que necesitamos para reagrupar y el procedimiento para llevar a cabo esta reagrupación.

Esta facultad nace del derecho a la vida en familia y a la intimidad familiar que tienen los extranjeros residentes. A consecuencia de esto, los extranjeros residentes en España tiene derecho a reagrupar con ellos a unos determinados familiares, que veremos a continuación.

Antes de enumerar quienes son los familiares reagrupables, es importante destacar que el cónyuge que hubiera adquirido la residencia en España por causa familiar y sus familiares con él agrupados conservarán la residencia aunque se rompa el vínculo matrimonial que dio lugar a la adquisición de dicha residencia.

A grandes rasgos, los familiares reagrupables son:

  • El cónyuge del residente. No se podrá reagrupar a más de un cónyuge.
  • Los hijos del residente y del cónyuge, los adoptados también, siempre que sean menores de 18 años o personas con discapacidad.
  • Los menores de 18 años y los mayores de esa edad que no sean capaces de proveer sus propias necesidades.
  • Los ascendientes de primer grado de reagrupante y de su cónyuge cuando estén a su cargo, sean mayores de 65 años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar su residencia en España

Los extranjeros que hubieran adquirido la residencia gracias a una previa solicitud podrán ejercer, a su vez, el derecho de reagrupación de sus propios familiares, si ya cuentan con una autorización de residencia y trabajo, obtenida independientemente de la autorización del reagrupante.

La persona que mantenga con el extranjero residente una relación de afectividad análoga a la conyugal se equipara al cónyuge a todos los efectos.

En líneas generales, los extranjeros podrá ejercer la reagrupación familiar cuando hayan obtenido la renovación de su autorización de residencia inicial.

La persona que reagrupa deberá probar que dispone de vivienda adecuada y de medios económicos suficientes para cubrir sus necesidades y las de su familia.

El extranjero que ejerza esta reagrupación deberá solicitar una autorización de residencia por reagrupación familiar a favor de los miembros de su familia que desee reagrupar.

Desde Laboristo nos ponemos a su disposición para ayudarles con esta u otras solicitudes referentes a Extranjería.

¿Necesita ayuda sobre esta área?

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con la mayor brevedad posible.