Tramitación de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena

La autorización de trabajo concedida al extranjero será el permiso por el cual éste podrá trabajar en España con plenitud de derechos y garantías tal y como establece el artículo 10 de la Ley de Extranjería.

La Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (Ley de Extranjeria) así como el Reglamento de la Ley será el marco normativo de referencia que establece una serie de condiciones que serán tenidas en cuenta para la concesión de los permisos.

Autorización de trabajo por cuenta ajena

En la autorización de trabajo por cuenta ajena es la empresa que debe tomar la iniciativa en la contratación y aportar la documentación ante la administración.

Antes de iniciar cualquier trámite deberemos conocer la situación nacional de empleo (SNE) que es, básicamente, conocer si existen españoles o extranjeros con autorización de trabajo dispuestos a ocupar el puesto de trabajo que la empresa oferta.

Para dotar de seguridad jurídica a la SNE se crea la Comisión Laboral Tripartita encargada de elaborar un Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura (CODC)

Si el puesto de trabajo que optamos aparece en el (CODC) habremos pasado el filtro, sino se deberá hacer una selección de posibles empleados si los hubiera.

De todas formas el artículo 40 de la Ley de Extranjeria señala supuestos en los que no hay que pasar el filtro de la SNE.

Asimismo, el contrato de trabajo debe tener unos requisitos mínimos para no provocar la denegación del permiso. Una duración contractual igual o superior al año es lo recomendable, un salario y unas condiciones de jornada acorde a la normativa laboral que le permitan al trabajador vivir en unas condiciones dignas en España.

Además, el empresario deberá ser solvente para sostener esa contratación.

Si todos estos requisitos previos se cumplen la Autorización de Residencia y Trabajo por cuenta ajena tendrá tres fases:

  1. Fase: Se inicia en España por la empresa ante el área de trabajo de la Delegación o Subdelegación del Gobierno.
  2. Fase: Se tramita el trabajador extranjero ante el consultado español solicitando un visado de trabajo.
  3. fase: Una vez en España, se finaliza el procedimiento con el alta en la Seguridad Social y la expedición de la tarjeta de identidad de extranjero.

Desde Laboristo os aconsejamos tanto a las empresas como a los trabajadores el asesoramiento de un experto en extranjería que os guíe en vuestras solicitudes.

¿Necesita ayuda sobre esta área?

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con la mayor brevedad posible.