Denuncias ante la inspección de trabajo y de la Seguridad Social

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) es la responsable de comprobar y sancionar aquellos incumplimientos cometidos tanto por el empresario como el resto de sujetos que puedan ser responsables, en algunos casos también puede ser responsable el trabajador.

Es el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (LISOS) quien recoge la normativa, las infracciones y sanciones del orden social.

La LISOS establece que las infracciones se califican como leves, graves y muy graves.

A su vez, las infracciones cometidas se clasifican por materia, principalmente, en Infracciones Laborales e Infracciones en materia de Seguridad Social.

La LISOS establece una regla general de prescripción de las infracciones en el orden social de 3 años. Sin embargo, en materia de Seguridad Social las infracciones prescribirán a las 4 años. Todo estos plazos contados siempre desde la fecha de la infracción.

Las sanciones administrativas del orden social se establecen en virtud de lo previsto en la LISOS en atención a si la infracción es leve, grave o muy grave.

Como criterio general y sin entrar en detalle, la multa grave puede ir desde los 626 euros en grado mínimo hasta los 6.250 euros en grado máximo. La multa muy grave puede suponer desde los 6.251 euros hasta los 187.515 euros.

Sin duda, el perjuicio económico de cometer una infracción grave o muy grave y ser sancionado por ello es alto. Además de la cuantía de las sanciones que ya de por si son muy elevadas, el riesgo se multiplica al tener en cuenta la capacidad que tienen los Inspectores de Trabajo de actuar en las empresas.

En resumen, las facultades de los Inspectores de Trabajo son:
  • Entrar libremente en cualquier momento y sin previo aviso en todo centro de trabajo y permanecer en el mismo.
  • Hacerse acompañar en las visitas de inspección por los trabajadores, sus representantes y por los peritos que estimen necesario.
  • Proceder a practicar cualquier diligencia de investigación que considere necesario para comprobar que las disposiciones legales se aplican correctamente.
  • Adoptar medidas cautelares para impedir la destrucción, desaparición o alteración de la prueba y documentación.

Desde Laboristo aconsejamos, tanto si eres empresa como trabajador, el asesoramiento de un experto Laboral en la relación con la ITSS.

A las empresas les instamos que realicen Auditorias Laborales de comprobación de sus obligaciones en el orden social con el fin conocer el nivel de cumplimiento de sus obligaciones y poder corregir las deficiencias que se encuentren y, de esta manera, evitar posteriores sanciones para la empresa.

¿Necesita ayuda sobre esta área?

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con la mayor brevedad posible.