Reclamación de categoría o grupo profesional

El sistema de clasificación profesional se encuentra regulado en los diferentes Convenios colectivos que son de aplicación a las empresas o actividades económicas. Dentro de este sistema de clasificación profesional nos encontramos con los grupos profesionales

Esta clasificación profesional tiene su importancia, ya que determina en que grupo o categoría profesional se encuentra encuadrado el trabajador. Dicho encuadramiento tiene efectos, principalmente, en la remuneración total que el trabajador percibirá y en sus funciones.

La pauta para determinar la categoría o grupo profesional que corresponde debería hacerse por criterios puramente objetivos como la titulación que el trabajador posee y las funciones y responsabilidades reales que efectivamente realiza en la empresa.

Lamentablemente en muchas ocasiones, esto no es así. Es en el momento de la contratación cuando se determina este grupo profesional que suele mantenerse inamovible durante toda la relación laboral, a pesar de que el trabajador obtenga alguna titulación y/o, lo que es más importante, realice funciones de superior grupo profesional y mayor responsabilidad.

El artículo 137 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la Jurisdicción Social establece un procedimiento de reclamación de categoría o grupo profesional en defensa de los intereses de los trabajadores.

La reclamación de categoría o grupo profesional contiene los siguientes requisitos:

La demanda que inicie este proceso será acompañada de informe emitido por el comité de empresa o, en su caso, por los delegados de personal sobre las funciones superiores alegadas y la correspondencia de las mismas dentro del sistema de clasificación aplicable.

En la resolución por la que se admita la demanda, se recabará informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, remitiéndole a la dicha Inspección copia de la demanda y documentos que la acompañen. El informe versará sobre los hechos invocados, en relación con el sistema de clasificación aplicable, y demás circunstancias concurrentes relativas a la actividad del actor, y deberá emitirse en el plazo de quince días.

Asimismo, a la acción de reclamación de la categoría o grupo profesional será acumulable la reclamación de las diferencias salariales correspondientes.

Desde Laboristo animamos a cualquier trabajador a consultar con un abogado experto en Derecho Laboral que le podrá asesorar en caso de reclamación de categoría o grupo profesional.

¿Necesita ayuda sobre esta área?

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con la mayor brevedad posible.