Falso autónomo o relación laboral encubierta

La relación laboral encubierta o el más comúnmente conocido como falso autónomo es una de las modalidades de contratación “laboral” que sucede frecuentemente en nuestro país.

Todo el mundo, de una manera u otra, ha oido hablar de lo que es un falso autónomo y/o conoce trabajadores autónomos que trabajan de manera exclusiva y bajo la organización y dirección de otra empresa.

Algunas empresas proponen a sus trabajadores que se den de alta de autónomos con el fin de ahorrar el coste de las cotizaciones a la seguridad social y la antigüedad y derechos adquiridos por parte de los trabajadores.

Sin embargo, estas empresas están incurriendo en un riesgo mayúsculo, ya que si estos trabajadores reclaman ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y ante los Juzgados de los Social para que se determine su relación laboral, en caso de entenderse relación laboral con el trabajador, la cantidad económica que puede tener que abonar la empresa puede ser astronómica.

Existe mucha doctrina jurídica acerca de lo que se considera falso autónomo o no. Es evidente que no todo autónomo se encuentra en fraude y que su relación contractual con la empresa que presta servicios es mercantil y no laboral pero si que, en muchos casos, se puede dar esa situación.

Resulta de gran ayuda acudir al Estatuto de los Trabajadores en su artículo 1 relativo al ámbito de aplicación:

Esta ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.

De esta definición podemos extraer dos notas fundamentales que configuran una relación laboral frente al profesional autónomo: Ajenidad y dependencia.

Estos dos elementos de la relación laboral serían básicos para determinar si existe relación laboral o no. Obviamente existen más requisitos y características, pero todas parten de estos dos conceptos.

Cada caso y supuesto es diferente y debe ser analizado al detalle. Es un tema complejo en su análisis y por la repercusión que puede tener, tanto para el trabajador como para la empresa, merece ser consultado con un experto laboral.

Desde Laboristo nos ponemos a su disposición para ayudarle en cualquier duda que pueda tener acerca de su relación laboral o mercantil con una empresa.

¿Necesita ayuda sobre esta área?

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con la mayor brevedad posible.